Josep Grau Viticultor

Este es el espacio donde podríamos hablar de una bodega, de la expresión de unos vinos, del proyecto de una empresa vitivinícola.. Pero detrás de cada palabra, de cada frase, en el hilar de los párrafos, late una vida, una historia de hacer vino diferente a otras. La historia de Josep Grau, hoy viticultor, ayer broker.
“Si la vida te frena, párate a escuchar” nos dice Josep Grau, ella te hará establecer de nuevo prioridades, sopesar la importancia de tus valores, centrar tus objetivos y tener vida para vivirla, no para usarla.

Y Josep Grau la vida aprende a vivirla en la tierra del Montsant, la tierra que apuesta por sus vinos, por una aventura agraria y enológica donde todo requiere esfuerzo, pasión y mucha ilusión. Podría haber sido en otra tierra, en otro suelo, con otra cultura y menos esfuerzo pero entonces la historia de Josep Grau hubiese sido otra y sus vinos no expresarían ese carácter y esa fuerza.

Hay un L’ Efecte Volador (efecto volador) en su trayectoria, un sonido de ‘Vespres’ (vísperas) de fondo, un nombre de mujer, de familia, de arraigo a lo realmente importante: Regina. Ésos son sus vinos y éste es el inicio de una historia que se construye desde abajo, cercana a la tierra y al despegar mirando alto y sintiendo la necesidad de volver a ella.

Josep Grau dio “un pequeño paso cada día” para cambiar radicalmente de vida, para dedicarse por entero al que era su sueño, el vino, para no sólo enseñar unos valores a sus hijos sino para que ellos pudieran construirlos. Bienvenidos a la bodega de Josep Grau Viticultor, bienvenidos a las historias de una vida.

¡Gracias por compartir!